SISMOLOGÍA

 

ESTRUCTURA INTERNA DE LA TIERRA

La mayor parte del conocimiento sobre el interior de la Tierra se debe al estudio de la propagación de las ondas sísmicas, las cuales nos permiten medir indirectamente algunas propiedades físicas (densidad y constantes elásticas) del medio a diferentes profundidades. Por sus propiedades físicas la Tierra se divide en: corteza, manto y núcleo, ver Figura 1.

La corteza es la parte exterior de roca, su espesor varía de 20 a 100 Km. en los continentes, y unos 6 Km. en los oceános. La zona que separa a la corteza del manto se conoce como discontinuidad de Mohorovii.

El manto tiene un espesor de aproximadamente 2,900 Km., el 45% del radio terrestre. Su composición química es muy parecida a la de la corteza, silicatos, pero por las condiciones de presión y temperatura el material es más denso y tiene un comportamiento plástico. El manto se divide en manto superior e inferior. Una segunda discontinuidad denominada de Gutenberg separa el manto del núcleo.

El núcleo tiene un radio de 3,400 Km. aproximadamente, un poco más del 50 % del radio terrestre. Su composición química es de níquel (Ni) y hierro (Fe), la temperatura a esta profundidad se estima entre 4,000C a 5,000C. Por su estado físico el núcleo se divide en: núcleo externo, líquido, responsable del campo magnético terrestre; y núcleo interno en estado sólido.

 

La Teoría de Placas Tectónicas propone que los primeros 100 Km. de la superficie terrestre se comportan como un material rígido, quebradizo y poco denso, denominado litósfera. Esta descansa sobre una capa de material más denso y fluido denominado astenósfera.

La litósfera no es una capa contínua, está fragmentada en varios bloques o placas que se mueven con velocidades del orden de varios cm/año, ver Figura. El movimiento relativo entre las placas produce roces y deformaciones en los bordes o límites entre las placas, y es principalmente allí donde se localizan la mayoría de terremotos, volcanes y cadenas montañosas.

La dirección del movimiento relativo y la composición de las placas determinan las características del límite o contacto entre las mismas, que son de tres tipos fundamentales: divergente o generación de corteza; convergente o destrucción de corteza y transcurrente o conservación de corteza.

 

INDICE   

 

MARCO TECTONICO PARA GUATEMALA

El territorio nacional está repartido en tres placas tectónicas: Norteamérica, Caribe y Cocos. Los movimientos relativos entre éstas determinan los principales rasgos topográficos del país y la distribución de los terremotos y volcanes.

El contacto entre las placas de Norteamérica y Caribe es de tipo transcurrente. Su manifestacion en la superficie son las fallas de Chixoy-Polochic y Motagua.

El contacto entre las placas de Cocos y del Caribe es de tipo convergente, en el cual la Placa de Cocos se mete por debajo de la Placa del Caribe (fenómeno conocido como subducción). Este proceso da origen a una gran cantidad de temblores y formacion de volcanes. El contacto entre estas dos placas está aproximadamente a 50 Km. frente a las costas del Océano Pacífico.

A su vez, estos dos procesos generan deformaciones al interior de la Placa del Caribe, produciendo fallamientos secundarios como: Jalpatagua, Mixco, Santa Catarina Pinula, etc. como se ve en la Figura

.

 

INDICE   

 

IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DE LOS TERREMOTOS

El estudio de los terremotos es útil para disminuir los daños que éstos producen, y aún cuando no es posible saber cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto, sí estamos seguros que habrán más, según lo demuestra la evidencia geológica, los registros históricos y la información instrumental.

¿Qué se puede hacer para disminuir los daños que producen los terremotos? La forma más eficaz y económica ante cualquier tipo de amenaza, es la prevención. Las medidas preventivas contemplan una gran cantidad de acciones, entre las que se puede mencionar: educación a nivel escolar, código o normas de construcción, uso adecuado del suelo y sus recursos, planes de emergencia, etc. Se puede apreciar que esta es una tarea multidisciplinaria que involucra a toda la sociedad.

El papel de las ciencias de la Tierra, entre ellas, la Sismología, es estudiar el fenómeno natural e identificar los factores que pueden producir daños en determinado lugar. Esto último se conoce como evaluación de la amenaza o peligro, que en el caso de los terremotos se denomina evaluación de la amenaza sísmica.

 

INDICE   

 

BREVE HISTORIA DEL DESARROLLO DE LA SISMOLOGIA EN GUATEMALA

 

En Guatemala, los primeros sismógrafos mecánicos fueron instalados en 1925 en el Observatorio Nacional. Posteriormente, a principios de la década de los años 70 se instalaron los primeros seis sismómetros electromagnéticos, como parte de

un proyecto con el Servicio Geológico de los Estados Unidos, para vigilar los volcanes activos. Al principio el centro de registro estuvo en el Instituto Geográfico Nacional, y posteriormente fué trasladado al Observatorio Nacional. También durante los años 70´s fueron instalados algunos sismoscopios en la capital y otros puntos del país.

Después del terremoto del 4 de febrero de 1976, el Gobierno decidió crear el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, INSIVUMEH, y con él la Red Sismográfica Nacional. La red fué diseñada para registrar la actividad microsísmica (eventos con magnitud Richter < 5.0) dentro del Territorio Nacional.

Es importante mencionar que durante la década de los años 80, el Instituto Nacional de Electrificación, INDE, tuvo dos redes sismológicas instaladas en los sitios de presa de los proyectos hidroeléctricos Chixoy y Chulac.

Por último, en 1989 se creó el Centro de Cooordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central, CEPREDENAC, por medio del cual se inició un proyecto para fortalecer los centros sismológicos en la región. Como parte de este proyecto, se adquirió el equipo y la tecnología adecuada para procesar en forma digital los registros sísmicos.

 

 

INDICE   

 

ALGUNOS FUNDAMENTOS DE LA SISMOLOGIA

 

La Sismología es una de las ramas de la Geofísica que se utiliza para estudiar La Tierra y en especial el fenómeno de los terremotos. La Sismología utiliza el registro del movimiento del suelo producido por un temblor para estudiar el origen y propagación de la onda sísmica.

Las principales características de un sismograma dependen del tipo de fuente que originó el temblor, la posición de la estación que lo registró respecto de la fuente, el medio por el cual se propagaron las ondas sísmicas, y el tipo de instrumento en la estación. La tarea del sismólogo es distinguir la contribución o el efecto en el sismograma de cada uno de los factores anteriores.

Por su origen, los sismos se clasifican en naturales o artificiales. Los sismos naturales son los producidos por fallas geológicas (tectónicas), la actividad volcánica y en menor importancia, por agentes meteorológicos tales como el oleaje del mar. Los sismos artificiales son todos aquellos producidos por la actividad del hombre, entre las principales están las explosiones para la exploración minera, explosiones nucleares, microsismicidad producida por fábricas y el tráfico de vehículos pesados.

Los sismos de origen tectónico presentan el mayor peligro o amenaza para el hombre. Se producen por el movimiento relativo entre dos partes de la corteza a lo largo de una falla.

El punto del cual parten las ondas sísmicas se denomina hipocentro, que se identifica por sus coordenadas geográficas (latitud y longitud) y profundidad. El epicentro es la proyección del hipocentro sobre la superficie de la Tierra y se identifica únicamente con las coordenadas geográficas. Los parámetros principales de un sismo se identifica por el hipocentro, tiempo origen (momento en que se generan las ondas) y el tamaño (magnitud).

Para calcular las coordenadas del hipocentro: latitud, longitud y profundidad, se utilizan los registros del temblor en varias estaciones. En cada registro se miden los tiempos de arribo de las ondas, éstas se reconocen por el cambio brusco en la amplitud y frecuencia del registro respecto al ruido ambiente.

En el registro de un sismo local (<100 Km) se distinguen dos fases o arribos de ondas principales, conocidas como fase P (primaria) y fase S (secundaria). La fase P es con la que se inicia el sismograma y la fase S es, generalmente, el segundo cambio grande en amplitud que se observa.

 

 

Figura 1. Sismograma

La diferencia en los tiempos de arribo entre las fases P y S, (S-P), depende de la distancia entre la fuente y la estación, y las propiedades del medio.

 

 

Figura 2. Si podemos medir la diferencia entre los tiempos de arribo de las fases S y P (S-P) es posible conocer la distancia a la cual ocurrió el evento respecto de la estación. Si conocemos las distancias del evento en por lo menos tres estaciones es posible calcular las coordenadas del hipocentro, ver Figura 3.

Figura 3. Localización del epicentro, la zona sombreada indica la zona epicentral, la que es proporcional al porcentaje de error en la localización, es decir, mientras más pequeña, menor es el error.

d1,d2,d3 = distancia epicentral, triangulos negros = estación sísmica.

La magnitud de un temblor está directamente relacionado con la cantidad de energía liberada durante el movimiento en la falla. Esa energía se puede medir, indirectamente, de la amplitud máxima observada en el sismograma. La magnitud Richter es un número que indica el tamaño de dicha amplitud y por lo tanto de la cantidad de energía liberada. La magnitud Richter es única para cada temblor y no depende del lugar en que se mida. Esta es una de las formas cuantitativas de medir el tamaño de un temblor, existen otras escalas de magnitud, pero en principio miden lo mismo.

 

Tabla 1

Magnitud, energía liberada y equivalente.

La forma más antigua de estimar el tamaño de un sismo es a partir de los daños o efectos que produce. Dependiendo del tipo y extensión de los daños se asigna un valor de intensidad sísmica. Existen varias escalas de intensidad, una de las más utilizadas es la Escala de Mercalli Modificada (MM).

 

 

INDICE   

 

ESCALA DE MERCALLI MODIFICADA (M. M.)

 

Los grados de intensidad se representan en números romanos del I al XII, de acuerdo a los efectos observados:

I grado Mercalli: aceleración menor a 0.5 Gal; detectado sólo por instrumentos, sacudida sentida por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables.

II grado Mercalli: aceleración entre 0.5 y 2.5 Gal; sacudida sentida sólo por muy pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios.

III grado Mercalli: aceleración entre 2.5 y 6.0 Gal; acudida sentida claramente dentro de un edificio, especialmente en los pisos altos, muchas personas no la asocian con un temblor. Los vehículos de motor estacionados pueden moverse ligeramente. Vibración como la originada por el paso de un carro pesado.

IV grado Mercalli: aceleración entre 6.0 y 10 Gal; sacudida sentida durante el día por muchas personas en los interiores, por pocas en el exterior. Por la noche algunas despiertan. Vibración de las vajillas, vidrios de ventanas y puertas; los muros crujen. Sensación como de un carro pesado chocando contra un edificio, los vehículos de motor estacionados se balancean claramente.

V grado Mercalli: aceleración entre 10 y 20 Gal; sacudida sentida casi por todos; muchos despiertan. Algunas piezas de vajillas, vidrios de ventanas, etc. se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; objetos inestables caen. Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Detención de relojes de péndulo.

VI grado Mercalli: aceleración entre 20 y 35 Gal; sacudida sentida por todos; muchas personas atemorizadas huyen hacia afuera. Algunos muebles pesados cambian de sitio, pocos ejemplos de caída de aplanados o daño en chimeneas. Daños ligeros.

VII grado Mercalli: aceleración entre 35 y 60 Gal; advertida por todos. La gente huye hacia el exterior. Daño moderado sin importancia en estructuras de buen diseño y construcción. Daños ligeros en estructuras ordinarias bien construidas, daños considerables en las débiles o mal planeadas; ruptura de algunas chimeneas. Estimado por las personas conduciendo vehículos en movimiento.

VIII grado Mercalli: aceleración entre 60 y 100 Gal; daños ligeros en estructuras de diseño especialmente bueno; considerable en edificios ordinarios con derrumbe parcial; grande en estructuras débilmente construidas. Los muros salen de sus armaduras. Caída de chimeneas, pilas de productos en los almacenes de las fábricas, columnas, monumentos y muros. Los muebles pesados se vuelcan. Arena y lodo proyectados en pequeñas cantidades. Cambio en el nivel de agua de los pozos. Pérdida de control en las personas que guían carros de motor.

IX grado Mercalli: aceleración entre 100 y 250 Gal; daño considerable en estructuras de buen diseño; las armaduras de las estructuras bien planeadas se desploman; grandes daños en los edificios sólidos, con derrumbe parcial. Los edificios salen de sus cimientos. El terreno se agrieta notablemente. Las tubería subterráneas se rompen. Pánico general.

X grado Mercalli: aceleración entre 250 y 500 Gal; destrucción de algunas estructuras de madera bien construidas; la mayor parte de las estructuras de mampostería y armaduras se destruyen con todo y cimientos; agrietamiento considerable del terreno. Las vías del ferrocarril se tuercen. Considerables deslizamientos en las márgenes de los ríos y pendientes fuertes. Invasión del agua de los ríos sobre sus márgenes.

XI grado Mercalli: aceleración mayor a 500 Gal; casi ninguna estructura de mampostería queda en pié. Puentes destruidos. Anchas grietas en el terreno. Las tuberías subterráneas quedan fuera de servicio. Hundimientos y derrumbes en terreno suave. Gran torsión de vías férreas.

XII grado Mercalli: destrucción total, ondas visibles sobre el terreno. Perturbaciones de las cotas de nivel. Objetos lanzados al aire hacia arriba. Catástrofe.

 

Figura 1. Escala de intensidad sísmica (Mercalli Modificada)

A diferencia de la magnitud, un temblor produce varios grados de intensidad, la cual tiende a ser mayor en el área epicentral y disminuye con la distancia. El tamaño del sismo está relacionado con la intensidad máxima observada y el tamaño del área afectada. Aún cuando ésta es una forma subjetiva de medir los temblores, es muy útil ya que también da información sobre las condiciones locales del terreno, calidad de la construcción y permite reconstruir la historia sísmica, pre-instrumental, de una región.

La Sismología depende de la observación contínua y sistemática de los temblores, para ello se utilizan distintos tipos de instrumentos que miden el movimiento del suelo. Estos se conocen con el nombre genérico de sismómetros. Aún cuando su forma, tamaño y componentes (mecánicos o eléctricos) pueden variar, el principio de funcionamiento es el mismo, éste consiste en un péndulo que se observa en la Figura 2.

Al moverse el suelo, la masa tiende a permanecer en reposo, el sistema de registro amplifica por algún tipo de mecanismo el desplazamiento real del suelo y lo graba en papel, película fotográfica o en forma digital. Junto al sistema de registro hay un reloj que da la marca de tiempo.

Para estudiar la sismicidad de una región se utiliza un conjunto de sismómetros. Estos debidamente distribuidos y sincronizados forma una red sismográfica. La red está formada de estaciones remotas y la estación central. Las estaciones remotas funcionan automáticamente, y envían la señal a la estación central por algún sistema de comunicación: radio, línea telefónica, etc. En la estación central se sincronizan y graban las señales de todas las estaciones.

 

Figura 2. Principios del péndulo

a) péndulo vertical en "reposo" y

b) en movimiento, registrando en R la relación entre el movimiento del suelo y la masa W

c) péndulo horizontal en "reposo" y

d) en movimiento.

1 Gal=1 cm/s2= 0.01 m/s2

 

INDICE   

 

PRINCIPALES EVENTOS SÍSMICOS DEL SIGLO XX EN GUATEMALA

 

A continuación presentamos un pequeño resumen de los principales eventos ocurridos en el presente siglo, indicando los parámetros más importantes y algunos comentarios de carácter macrosísmico.

El terremoto de 1902:

El día 18 de abril a las 20:23:50 hrs. ocurrió un sismo fuerte que ocasionó daños principalmente en Quetzaltenango y Sololá. Hubo reportes de aproximadamente 200 muertos, sin embargo es difícil pensar que un evento tan fuerte no cobrara más vidas. La magnitud del evento fué 7.5. Localización en 14.90 grados de latitud Norte, 91.50 grados de longitud Oeste, y 60 Km. de profundidad aproximadamente.

El terremoto de 1913:

El día 8 de marzo a las 08:55 hrs. tuvo como principal acontecimiento la destrucción de Cuilapa, cabecera departamental de Santa Rosa, reportó muchas víctimas. Es importante mencionar que éste y otros eventos sucedidos en los fallamientos del Norte son de poca profundidad (5 a 6.5 Km.) y magnitud, lo que los hace ser muy locales y destruyen en un perímetro muy reducido del epicentro. No se tiene localización exacta del epicentro.

Los terremotos de 1917 y 1918:

Dos de los eventos famosos del presente siglo. En realidad no fueros dos sismos, sino una serie, posiblemente un enjambre, en el cual las condiciones se prestaron para reconocer estos dos eventos como los más importantes. Después de elaborar una consulta por varios meses al respecto, se puede definir la actividad de la siguiente forma:

El 27 de noviembre de 1917 se hizo sentir un fuerte evento en las proximidades de la capital, para ser exactos, sus más fuertes efectos se sintieron en el municipio de Villa Nueva, equivocadamente la población lo consideró parte de la actividad del volcán de Pacaya, que se encuentra próximo a esa población. Al parecer, un período de actividad del volcán sucedió en esas fechas. Según información de los diarios de la época, la actividad de continuó percibiendo en los días subsiguientes; hasta que el día 26 de diciembre a las 05:21:00 hrs. una gran liberación de energía tuvo lugar y destruyó en gran parte el centro de la capital y las proximidades. A esta le sucedió otra, un posible post-evento (aftershock, continuación de la liberación de la energía), a las 06:18:00. Este acontecimiento prácticamente libera de posibilidades volcánicas a la actividad, puesto que los eventos volcánicos están limitados a una decena de kilómetros debido a su superficialidad.

A pesar de la destrucción del edificio ocupado por el principal diario que en ese entonces existía ( diario de Centro América), para principios de 1918 se pudo recuperar un poco de información, la cual nos reporta el fenómeno con la misma intensidad en los alrededores a la capital (50 Km. por lo menos), lo que nos da como parámetro importante la superficie del evento. Se reportaron más de 250 personas muertas. El lógico pensar que posterior a estos dos eventos, tuvieron que darse una serie de microeventos para compensar el desplazamiento interno del terremoto ocurrido.

El 4 de enero de 1918, a las 04:30.10 y 04:32.25 hrs., dos nuevos eventos sacudieron la ciudad. El final de la fuerte actividad lo marcó el 24 de enero aproximadamente a las 07:30 hrs. Este último reportó bastantes daños, pero es lógico pensar que la ciudad había sufrido bastantes sacudidas; de tal manera que no se puede definir si el evento fué más o menos fuerte que los anteriores.

El 11 de enero de 1918 se hizo presente T. C. Morris, asistente en los trabajos de infraestructura en la zona del Canal de Panamá, quien obedeciendo órdenes superiores realizó un informe de lo observado; consideró de mucha importancia la opinión, puesto que la persona contaba con amplios conocimientos sobre construcción y define bien los daños a estructuras hechas de adobe y ladrillo, los cuales carecen de refuerzo y trabajan principalmente por gravedad.

De acuerdo a Morris, en su informe del 27 de febrero quien al parecer también tenía conocimientos sobre aspectos sismológicos, la actividad catalogada hasta ese entonces, de 9 grados de intensidad en la antigua escala de Rossi-Forel, fué definida por él de 5 grados en la misma escala, lo que implica 6 grados el la escala actual, aproximadamente (escala MM). No se tiene la localización exacta del hipocentro.

El terremoto de 1942:

El día 6 de agosto a las 23:36.98 hrs. se registró el terremoto de mayor magnitud hasta la fecha Ms = 8.3. Tuvo localización en 13.9 grados latitud Norte y 90.8 grados longitud Oeste. La profundidad fué de 60 Km. y causó los siguientes efectos:

Departamento de Guatemala:

- Amatitlán. 253 casas con daños leves, 99 destruidas y 196 con daños de consideración.

- Villa Nueva. Paredes de algunas casas de algunas casas se derrumbaron, no se registraron muertos.

- San Pedro Sacatepéquez. Ligeros daños en edificios.

- San Juan Sacatepéquez. Edificios municipales y varias casas con desperfectos.

El resto de los municipios lo sintió, pero no se registraron problemas.

Departamento de Sacatapéquez:

- Palacio de Los Capitanes Generales, algunos templos católicos y casas particulares sufrieron desperfectos de poca consideración, derrumbes en la carretera entre la capital y la ciudad de Antigua Guatemala.

Departamento de Chimaltenango:

- En la cabecera departamental, edificios públicos y privados sufrieron desperfectos.

- En los municipios de Comalapa, Tecpán y Patzicía, varios edificios y casas destruidas, algunos muertos. Acatenango prácticamente fué destruida, hubo bastantes muertos. En el resto de los municipios ligeros daños materiales fueron reportados.

Departamento de San Marcos:

- En la cabecera departamental se dañaron varios edificios públicos, el resto de los municipios lo sintieron pero no reportaron daños.

Departamento de Totonicapán:

Daños ligeros en casas, fué sentido en asi todos los municipios.

Departamento de El Quiché:

Daños ligeros en casas, fué sentido en casi todos los municipios.

Departamento de Sololá:

Daños ligeros en casas, fué sentido en casi todos los municipios.

Departamento de Escuintla:

Varios edificios, entre ellos la Jefatura de Policía y varias casas fueros destruidos, no se reportaron muertos.

Departamento de Huehuetenango:

Se sintió fuerte.

En los departamentos de Santa Rosa, Chiquimula, Alta y Baja Verapaz, se reportaron pocos daños materiales, pero fué sensible en casi todos los municipios.

El terremoto de 1959:

Se registró el día 20 de febrero a las 18:16.33 hrs. Puede ser considerado como uno de los eventos destructores más al Norte del territorio nacional, tuvo localización en 15.94 grados latitud Norte y 90.59 grados longitud Oeste, la profundidad fué de 48 Km. El evento presentó los estragos más importantes en la población de Ixcán, departamento de El Quiché.

El terremoto de 1976:

Al hablar de grandes terremotos en Guatemala, las mediciones matemáticas indican que el evento de 1942 ha sido el de mayor cantidad de liberación de energía en lo que va del siglo, sin embargo, no ha sido el más destructor. Posiblemente por la ubicación del evento y la menor población existente en la época influyeron en ello.

El evento que más estragos ha causado en el presente siglo es sin duda el terremoto de 1976. Fué registrado el día 4 de febrero a las 03:03:33 hrs., localizado en 15.32 grados latitud Norte y 89.10 grados longitud Oeste, de características superficiales, alrededor de 5 Km. de profundidad y magnitud Ms= 7.5 grados.

Los efectos de la ruptura fueron desastrosos, se registraron mediciones de desplazamiento horizontal de más de 3.00 m. en algunas partes a lo largo de la falla, se crearon aceleraciones muy altas que ocasionaron la destrucción de miles de viviendas en las zonas adyacentes, incluyendo el valle de la ciudad capital, se registraron cerca de 25,000 muertos y 75,000 heridos y aunque no se fijaron cifras exactas, se calcula que las pérdidas excedieron un mil doscientos cincuenta mil millones de dólares estadounidenses (Espinoza, 1976). Activación del sistema de fallas de Mixco.

El terremoto de Uspantán en 1985:

Registrado el 11 de octubre a las 03:39.17 hrs. Se considera este evento importante por haber destruido una cuidad casi por completo, característico de los fallamientos del Norte, fué superficial (5 Km de profundidad), localizado en 15.3 grados latitud Norte y 90.9 grados longitud Oeste, magnitud Ms = 5.0 grados; posiblemente el evento de menor magnitud con efectos destructores en el presente siglo.

El terremoto de Pochuta en 1991:

El 18 de septiembre a las 03:48:13 se produjo un evento sísmico superficial de 5.3 grados de magnitud, en la región Sur-Oeste de Chimaltenango, lo cual causó destrozos de por lo menos el 80% de la población de San Miguel Pochuta, registrándose una intensidad máxima de VII MM. en la zona de mayor desastre. Posterior al evento principal se desarrolló un enjambre sísmico que en las primeras 24 horas registró por lo menos 436 réplicas que oscilaron entre 0.6 y 4.0 grados de magnitud (Mc) detectados por la Red Sismográfica Nacional.

Debe tomarse en consideración que en su mayor parte los destrozos fueron ocasionados debido a la mala construcción de las viviendas del lugar (en su mayoría construcciones de adobe), efectos posteriores fueron agregados con el bloqueo de los ríos El Jiote y Nicán por la gran cantidad de derrumbes ocurridos (correntadas de lodo) a los alrededores debido a la composición geológica existente.

El saldo final fué de 25 personas muertas, 185 con heridas de consideración y 2,300 viviendas destruidas aproximadamente (Dato obtenido del informe de datos del Comité Nacional de Emergencia -CONE-).

Los parámetros básicos del evento principal obtenidos con la red son los siguientes:

- tiempo origen: 03:48:13

- epicentro: 14° 24.12'N, 91° 03.06'W

- profundidad focal: 32 Km.

- magnitud: 5.3 Mc (INSIVUMEH)

- máxima intensidad: VII M. M.

El terremoto de Tucurú de 1995 :

El 19 de dciembre a las 14:56:06 se registró un sismo de magnitud Ml=5.3 en la escala de Richter, localizado en 15.301N y 90.154W a una profundidad de 10 Km. Murió una persona y varias más resultaron heridas por derrumbes. Se reportaron algunas casas dañadas en San Miguel Tucurú y Tamahú, también hubo varios deslizamientos de tierra en la región epicentral. La máxima intensidad reportada fué IV (Cobán, Alta Verapaz) y fue sensible en la Ciudad Capital, con intensidad III.

El sismo del 10 de enero de 1998:

El 10 de enero a las 02:20:10 se produjo un sismo de magnitud 5.8 Mc en la Escala de Richter. Este evento inició una serie de réplicas que se extendió hasta el 20 de enero.

El evento principal fué seguido de otro, de menor magnitud, a las 02:37:31 hrs. la magnitud de este evento fué de 4.4 Mc en la Escala de Richter.

Todos los eventos sísmicos tuvieron sus epicentros en la zona de subducción, frente a las costas de Retalhuleu y Suchitepéquez. Esta actividad produjo aproximadamente 600 sismos entre el 10 y el 12 de enero, de los cuales 24 fueron reportados como sensibles. Hasta el 20 de enero se reportaron 35 sismos sensibles, con magnitudes entre los 3.3 Mc y 5.8 Mc grados en la Escala de Richter.

Este enjambre sísmico produjo daños en Quetzaltenango, Retalhuleu, Suchitepéquez, San Marcos, Sololá, Totonicapán, Escuintla y la Ciudad Capital. También fué sensible en Huehuetenango, Alta Verapaz, Baja Verepaz, Santa Rosa; Tapachula, México; y en El Salvador.

El reporte de daños de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres —CONRED— indica que hubo 4 personas heridas, 520 personas afectadas por la destrucción de viviendas, 5 casas afectadas severamente, 1 moderadamente dañada y 20 con daños menores; hubo 8 derrumbes, 1 incendio y algunos postes cayeron.

Los parámetros básicos de los eventos principales son los siguientes:

-tiempo origen: 02:20:10.7

-epicentro: 14° 00.13'N, 91° 45.60'W

-profundidad focal: 33 Km.

-magnitud: 5.8 Mc (INSIVUMEH)

-máxima intensidad: VII M. M.

-tiempo origen: 02:37:31.7

-epicentro: 14° 14.94'N, 90° 57.12'W

-profundidad focal: 33 Km.

-magnitud: 4.4 Mc (INSIVUMEH)

-máxima intensidad: VI M. M.

Posteriormente, el 2 de marzo a las 20:24:46 hrs. se produjo un sismo de magnitud 5.6 Mc en la Escala de Richter. Después de una serie de réplicas, se registró un segundo evento de magnitud 4.8 Mc en la Escala de Richter, a las 22:18:19 hrs. Nuevamente esta serie de sismos tuvo como área epicentral, la zona de subdcción frente a las costas de Retalhuleu y Suchitepéquez.

Esta Actividad continuó hasta el 7 de marzo y produjo aproximadamente 400 sismos, de los cuales se reportaron 11 como sensibles, con magnitudes entre 3.5 Mc y 5.6 Mc en la Escala de Richter; y aunque no hubo reporte de pérdidas humanas, si hubo daños materiales en Quetzaltenango, Retalhuleu, Suchitepéquez, San Marcos y la Ciudad Capital. También fué sensible en Huehuetenango, Alta Verapaz, Baja Verepaz, Escuintla y Tapachula, México.

Los parámetros básicos de los eventos principales son los siguientes:

-tiempo origen: 20:24:46.0 (local)

-epicentro: 13° 52.92'N, 91° 52.38'W

-profundidad focal: 33 Km.

-magnitud: 5.6 Mc (INSIVUMEH)

-máxima intensidad: V M. M.

-tiempo origen: 22:17:19.3 (local)

-epicentro: 13° 59.76'N, 90° 48.54'W

-profundidad focal: 33 Km.

-magnitud: 4.8 Mc (INSIVUMEH)

-máxima intensidad: III M. M.

 

INDICE   

GRANDES TERREMOTOS A TRAVES DE LA HISTORIA

 

año

Lugar

Víctimas

586

Corinto, Grecia

45,000

1038

Shansi, China

23,000

1268

Sicilia, Asia Menor

60,000

1290

Chihli, China

100,000

1293

Kamarkura, Japón

30,000

1531

Lisboa, Portugal

30,000

1556

Shensi, China

830,000

1693

Catania, Sicilia (erupción del Etna)

60,000

1737

Calcuta, India

830,000

1755

Persia

40,000

1783

Calabria y Sicilia

50,000

1797

Ecuador y Perú

41,000

1822

Aleppo, Siria

22,000

1828

Echigo, Japón

30,000

1861

Argentina (Provincia de Mendoza)

10,000

1875

Colombia y Venezuela

16,000

1897

Asam, India

1,500

1898

Japón (con marejada)

22,000

1906

San Francisco, Estados Unidos.

250 millones en pérdidas

600

1907

Kingston, Jamaica

1,400

1920

Kansú, China

180,000

1923

Japón (Costas del Pacífico)

100,000

1932

Kansú, China

70,000

1935

Pakistán

70,000

1939

Chillán, Chile

10,000

1939

Erxigan, Persia

23,000

1944

San Juan, Argentina

10,000

1949

Ecuador (Ambato y otras poblaciones)

6,000

1950

Pakistán

25,000

1951

Jucuapa Chinameca, El Salvador

400

1954

Argelia

1,500

1955

Filipinas

432

1956

Afganistán

2,000

1957

Irán

25,000

1960

Arequipa y poblaciones vecinas de Perú

148

1960

Agadir, Marruecos

12

1963

Libia

300

1964

Taiwan

100

1972

Managua, Nicaragua

10,000

1975

Haicheng, China predicción por método de observación chino

0

1976

Guatemala, 1,250 millones en pérdidas

25,000

1976

Tangshan, China

500,000 a 750,000

1985

Guerrero, México

dato no disponible

1986

San Salvador, El Salvador

dato no disponible

1988

Armenia

25,000

1990

Irán

40,000

1990

Filipinas

1,641

1991

Afganistán/Paquistán

más de 1,500

1991

India

1,500

1992

Turquía

653

1992

El Cairo, Egipto

552

1992

Flores, Indonesia

más de 2,000

1993

India

7,601

1994

Colombia

600

1994

Argelia

171

1995

Kobe, Japón

6,424

1995

Rusia

1,841

1997

Irán

1,100

1997

Irán

más de 2,400

     

 

 

INDICE   

 

GLOSARIO

 

Falla: Es una fractura en las rocas a lo largo de la cual ha habido movimiento por lo menos en los últimos 10,000 años.

Terremoto: Cualquier movimiento sísmico que produce daños de importancia, y pérdidas humanas.

Tsunami (maremoto): Es el resultado del movimiento sísmico del fondo oceánico transmitido a la masa del agua, produciendo las olas sísmicas marinas.

Latitud: Distancia medida hacia el Norte o el Sur, respecto al paralelo 0 (cero) -Ecuador-, expresada generalmente en grados y minutos.

Longitud: Distancia medida hacia el Este o el Oeste, respecto al Meridiano de Greenwich, expresada generalmente en grados y minutos.

Hipocentro o foco: Es el punto del interior de la Tierra de donde se origina la onda sísmica, y se localiza con latitud, longitud y profundidad.

Epicentro: Es el punto situado verticalmente encima del hipocentro, en la superficie de la Tierra, únicamente se representa por latitud y longitud.

Distancia epicentral: Es la distancia medida en línea recta entre el epicentro y la estación de observación.

Tiempo de origen: Es el instante en que el sismo se produce en el hipocentro.

Tiempo de recorrido: Es el lapso de tiempo desde que se origina el sismo, hasta el arribo de las ondas sísmicas al punto de observación.

Sismómetro: Instrumento mécánico o electrónico que detecta el movimiento del suelo ocasionado por las ondas sísmicas.

Sismógrafo: Aparato que registra en papel la señal del sismómetro.

Sismograma: Gráfica producida por el sismógrafo que representa el movimiento del suelo.

Intensidad: Escala utilizada para medir la fuerza con que se sintió un sismo, o los daños ocasionados. La más utilizada actualmente es la Escala de Mercalli Modificada.

Magnitud: Escala utilizada para medir el tamaño de un sismo, es decir, la cantidad de energía que liberó. La más conocida es la Escala de Richter.

INDICE