Meteorología / LLuvia

LLUVIA

La precipitación se define como el producto de la condensación del vapor de agua que cae desde las nubes y se deposita en la superficie terrestre (OMM, 2008). Se expresa en términos de la profundidad de agua que cubriría una proyección horizontal de la superficie terrestre, generalmente en unidades lineales (mm); y cuando se habla de intensidad de precipitación se expresa en unidades lineales por unidad de tiempo (p. ej. mm/h).

Se  llama así a toda forma de agua líquida o sólida que desciende de las nubes debido a que la precipitación es uno de los componentes del ciclo hidrológico.   Se clasifica según la fase del agua:

  • Lluvia: está formada generalmente por gotas de agua de una dimensión mayor que las de la lluvia, es decir superior a 0.5mm de diámetro. A pesar de ello, la precipitación de gotas más pequeñas, pero más espaciadas, es clasificada igualmente como lluvia.
  • Nieve: es la precipitación de cristales de hielo. La mayor parte son ramificados, a veces estrellados.
  • Granizo: precipitación de glóbulos o de fragmentos de hielo. Son pedriscos cuando su diámetro es del orden de 5 mm a 50 mm y a veces superior. Las partículas de diámetro inferior de parecido origen, se clasifican como gránulos de hielo. Los Cumulonimbos constituyen un medio favorable para la  formación de granizo. Este se produce frecuentemente durante las tormentas y un espectador en el suelo puedo no observarlas.  Cayendo a través de la atmosfera, el granizo cayendo debe atravesar varios kilómetros de aire, cuya temperatura es superior a 0 0 los pedriscos pueden entonces fundirse antes de llegar al suelo. Esto explica probablemente que se observe raras veces granizo en el suelo en las regiones ecuatoriales.

 

La diferencia que existe entre la llovizna y el chubasco o aguacero es la dimensión de la gota de agua que cae, además cada una de esas precipitaciones está asociada a un tipo de nube en particular.  Por ese motivo a través de los años, la observación de las nubes ha sido de gran interés.  Por ejemplo la llovizna se origina de una nube estratificada pero delgada, la lluvia de una nube estratificada, pero de mayor espesor y el chaparrón  o aguacero procede de nubes cumuliformes.

Se  define como el producto  líquido o sólido de la condensación del vapor de agua que cae de las nubes o el aire y se deposita en suelo. OMM No. 8, 1996,  en nuestro caso sería lluvia y el granizo. En otras latitudes la nieve, la escarcha, la precipitación de la neblina y el rocío.

La unidad de la precipitación es la profundidad lineal normalmente en milímetros para la precipitación liquida. OMM NO. 8, 1996, 6.1.2. se llama precipitación a todo hidrometeoro constituido por una caída de partículas que alcanzan el suelo. Estas partículas se desprenden de la nube, ya en forma de gotas de agua, bajo forma sólida.

Medida de las precipitaciones

Las precipitaciones llegan al suelo en forma de lluvia, llovizna, nieve, granizo.  Las medidas de las precipitaciones tiene por objeto obtener toda la información posible sobre la cantidad de las mismas que cae en un periodo de tiempo  dado, también permiten determinar la distribución de las precipitaciones en el tiempo y el espacio.

La cantidad total de precipitación  que alcanza el suelo durante un determinado periodo de tiempo se expresa por la altura de la capa de agua que cubrirá el suelo supuesto perfectamente horizontal  y si no  hubiese pérdidas por filtración  o por evaporación.  El objetivo primordial de todo método de medida de precipitación es obtener una muestra que sea verdaderamente representativa de la precipitación caída en la región a que se refiere la medición.

La cantidad de precipitación debe hacerse de preferencia en milímetros.

El método más sencillo y el más empleada para medir la cantidad de lluvia e basa en el empleo del pluviómetro.

Print Friendly, PDF & Email